fbpx

Un trasplante de células madre (llamado también trasplante de medula ósea y ahora también trasplante de células derivadas de la fracción vascular estromal) es un procedimiento médico en el cual se extraen de la médula ósea o el tejido estromal (grasa) células altamente especializadas que se convierten en células específicas del organo o tejido a regenerar.

Hay dos tipos principales de trasplantes de células madre:

1.- Autólogo; en el que el paciente recibe sus propias células madre extraidas de la medula ósea o de la grasa abominal.

2.- Alogénico; en el que el paciente recibe celulas madre que han sido cultivadas y expandidas de un donante seleccionado en un laboratorio.

El trasplante es un proceso que tiene varias fases; completar su plan de tratamiento específico puede llevar semanas o incluso meses ya que las células al reinfundirse o infundirse al paciente tendrán que detectar el órgano o tejido dañado y comenzar su proceso de regeneración.

El trasplante de células madre es un procedimiento que se recomienda con mayor frecuencia como opción de tratamiento para las personas con enfermedades de sangre, hueso, cartílago, neurológicas, cardiacas, hepáticas, pulmonares, renales, corneales, algunas de origen pancreático y genéticas.

Durante un trasplante de células madre estas células altamente especializadas que se convierten en células sanas del órgano o tejido afectado. Si bien a este procedimiento solía denominárselo trasplante de médula ósea en la actualidad con los avances científicos y tecnológicos se ha adjuntado el trasplante de células madre derivadas del factor vascular estromal (grasa) que es una zona mucho mas rica en células madre y de mejor calidad por lo cual actualmente se le denomina como trasplante de células madre, ya que lo que se trasplanta son células hematopoyeticas y mesenquimales derivadas del factor estromal y no sólo ya de la médula osea.

En la médula ósea podemos obtener más de 20,000 millones de células sanguíneas nuevas cada día durante toda la vida de una persona de la cual podemos obtener en promedio entre 10 y 20 millones de células por muestra para un tratamiento y en el factor vascular estromal en promedio entre 60 y 100 millones en una extracción para un tratamiento, lo cual nos da en promedio entre 90 y 120 millones de células madre nuevas aplicadas por tratamiento a un paciente tratado.

La fuerza motriz de este proceso es la célula madre tanto hematopoyética como mesenquimal. Las células madre hematopoyéticas son células inmaduras que se encuentran tanto en el trorrente sanguíneo posterior a una preparación del paciente como en la médula ósea y las mesenquimales las encontramos inactivas (nuevas) en los nichos celulares ya que son pericitos.

Estas células especializadas tienen la capacidad de crear más células formadoras del organo o tejido para el cual se está administrando el tratamiento.